por Laura Tomé

ENTENDER AL ADOLESCENTE

Tabla de contenidos

¿Qué pasa en la Adolescencia?

La adolescencia es una etapa de grandes retos tanto para el adulto como para el adolescente. Hay muchos mitos y falta de información sobre esta etapa. Estas creencias equivocadas, pueden complicar la vida de los adolescentes y de los adultos.

Pero, ¿Qué es exactamente la adolescencia? Para poder entender al adolescente, tenemos primer que saber qué es la adolescencia:

Nos encontramos ante una etapa de transición. La persona pasa de la seguridad y familiaridad a un período temporal en que no tiene un auténtico hogar. Es un momento en que se distancia del entorno familiar y, por lo tanto, de la seguridad del hogar para entrar en lo desconocido. Es el momento en que empiezan a conectar mas con sus iguales y a distanciarse de los adultos. Este proceso puede ser desconcertante y desesperante, donde aparecen sensaciones de desconexión y desánimo. Lo que antes llenaba, divertía y satisfacía, ahora aburre y se rehuye. En esta fase, hay una necesidad de supervivencia básica que implica identificarse mas con sus iguales que con los padres. En grupo se acompañan y se protegen.

Cambios y Retos en la adolescencia

Entre los 12 y 21 años aproximadamente hay una explosión de crecimiento y maduración. Los cambios y retos que aparecen son dados por los cambios cerebrales. La maduración influye en la forma en que recordamos, pensamos, razonamos, centramos la atención, tomamos decisiones y en la forma en que nos relacionamos con los demás. Podríamos decir que aparecen cuatro cualidades en la mente adolescente.

Aparece la búsqueda de novedades, donde el adolescente siente que aumenta su necesidad y motivación interior de probar cosas nuevas y experimentar la vida plenamente. Esto empuja a vivir apasionadamente, a reinventarse y experimentar cosas nuevas.

La implicación social mejora la conexión con sus iguales y crea nuevas amistades. Hoy sabemos, que relaciones de apoyo y confianza son el mejor indicativo de bienestar, longevidad y felicidad a lo largo de la vida.

Aparece la exploración creativa donde un nuevo pensamiento conceptual y la capacidad de razonamiento abstracto le permiten cuestionarse las cosas que pasan a su alrededor y buscar soluciones creativas a los problemas que vayan surgiendo.

Hay una aumento de la intensidad emocional que aporta al adolescente vivacidad y fortaleza.

Es verdad que cada nueva cualidad entraña sus ventajas, pero también aparecen riesgos. Algunos de los riesgos que pueden aparecen, son:

  • Exposición a situaciones de riesgo. Esto sucede porque se da mas importancia a la búsqueda de emociones nuevas y disminuye la conciencia de los resultados de los comportamiento peligrosos. Además, comportamientos de riesgo se pueden ver fomentados al estar aislados de los adultos.
  • Impulsividad, cambios de humor. Puede suceder al ser la emoción intensa la que lleva las riendas del adolescente.
  • Crisis de identidad y vulnerabilidad frente a la presión de los iguales.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros adolescentes?

El principio básico para poder ayudar a nuestros adolescentes es mantener abiertas las líneas de comunicación. Como ya hemos visto, es natural que el adolescente se distancie, pero no es bueno ni natural que se cierren totalmente a los adultos.

Para que esto suceda y no nos encontremos con un adolescente inaccesible, vamos a hablar del estilo parental democrático.

ESTILO PARENTAL DEMOCRÁTICO

Es un enfoque basado en el afecto, respeto a la autonomía y establecimiento de límites. Esta forma de educación, fomenta un estilo de apego seguro ya que se da apoyo mientras se favorece la independencia. Ayuda a que los hijos se sientan vistos, se hayan sentido protegidos y con tranquilidad y seguridad.

Con buenos límites, el chaval se siente seguro para explorar y descubrir quién es y quienes son los otros. Aprender qué se permite y qué no. Esto aporta seguridad y estructura. Si los límites son ambiguos o hay ausencia de límites, se genera desconcierto. Se limita su curiosidad y espontaneidad, puede generar inseguridad y falta de cuidado. Al ser establecidos desde el amor, se ayuda a que gradualmente establezca sus propios límites, a valorarse y a aumentar su autoestima.

Es importante saber que muchos de los conflictos surgen porque los adultos quieren que las cosas sigan como hasta ahora. Cuesta entender que el adolescente siente el impulso de crear un nuevo mundo. Empatizar con ellos, entender lo que está pasando en su interior ayudará a lidiar y a poder cubrirles las necesidades en esta etapa tan maravillosa y desesperante a la vez.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO? COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Aquí tienes más artículos que podrían interesarte
Comentarios del artículo
Reserva tu cita informativa e
inicia nuevos caminos que te acerquen a tu bienestar